Si alguna vez has sentido esas mariposillas en el estómago antes e salir a escena, sabrás que como actor eso es algo natural. Pero cuando esas mariposillas se transforman en algo enorme, incontrolable y que te llena de angustia, entonces has sido invadido por el pánico o miedo escénico.

¡Pero tranquilo, esto tiene solución! Existen trucos que realmente funcionan

Ensaya todo lo que puedas.

Cuando hay trabajo previo se eliminan muchas inseguridades. El haber ensayado con anterioridad, hace que confíes de forma natural en tus recursos. De modo que ensaya todo lo que puedas y realiza un fuerte trabajo de preparación.

Visualízate actuando.

Imagínate lleno de seguridad, con muchísima confianza en ti mismo realizando tu interpretación.

Mantener la calma

Busca ejercicios de relajación que te funcionen y que te hagan sentir bien contigo mismo y que puedas hacer en cualquier sitio.

Ejercicio físico

Tambien es importante realizar un entrenamiento de alta intensidad para soltar los nervios y energías tóxicas que almacene tu cuerpo. Así como tambien debes hacer ejercicios de estiramiento y masajes para evitar entumecimientos en espalda, cuellos y músculos faciales.

¡No permitas que el pánico escénico te domine!

Sin comentarios aún

Comentarios