¿Por qué te dedicas a tu profesión?  Es una pregunta que todos nos hacemos al menos una vez en la vida,  por profesionalismo, por dinero,  por pasión.  En el caso de los actores, esta pregunta es aún más apremiante. Salvo algunos casos como Meryl Streep o Leonardo di Caprio – y aun así les tomó tiempo llegar a ese lugar-  el dinero no es algo que fluya naturalmente, al menos en el sentido de un trabajo “normal”. La fama igual.  En todas las profesiones es importante hacerte esta pregunta, pero en la actuación que requiere un gran compromiso,  más.

El 95%  de los estudiantes de actuación te dirán “Por que es mi sueño” pero la invitación es a hacer un ejercicio de forma profesional. Si fueras un personaje, ¿cuál sería la motivación para ser actor?

Tener en cuenta esta razón se vuelve crucial cuando estás esperando hacer un casting,  cuando se complican los proyectos, cuando al inicio las cosas no marchan tan bien como quisieras.

Puede ser una promesa,  puede ser que un actor te inspiró,  tal vez es el deseo de hacer arte.  No hay una razón equivocada mientras sea lo que te motiva y mantiene en tu objetivo. Aférrate a ella y da siempre lo mejor.

 

 

con información de onstage

Sin comentarios aún

Comentarios