La vida de un actor es muy estresante,  sobre todo al inicio cuando muchas veces intercalas tu carrera con otra profesión.  Correr a castings, cumplir con tu empleo,  ensayos, grabaciones, clases,  tu familia y amigos quieren pasar tiempo contigo, estudio, todo esto hace muy fácil olvidarnos de nosotros mismos, lo que se traduce en que no podamos dar lo mejor de nosotros mismos por la simple razón de que nadie puede dar lo que no tiene.

Primero que nada debes reflexionar qué significa cuidar de ti.  Para algunos será no sentir presión y hacer las cosas con tiempo. Para otros darse tiempo para hacer sus actividades favoritas, o tal vez tener tiempo para comer sanamente o ir al gimnasio.

Lo primero que debes saber: La disciplina y la organización es vital.  Tener una rutina, una agenda o una lista de pendientes puede hacer la diferencia incluso para darte tiempo.

Al hacer esta lista debes ser realista,  ¿cuántas cosas puedo cumplir en el día? Ten en cuenta que lo que te tardes en castings o en llamados no siempre está en tu control, por lo que debes dar un margen de tiempo para esa situación.

Debes contemplar tiempo para descansar,  y esto no sólo es dormir, también significa hacer algo que te haga sentir bien,  asume el ejercicio como algo que disfrutas para olvidarte del día y liberar estrés.

Prepara tus escenas y monologos.  Al hacer esto no sentirás presión extra y podrás tener mayor tranquilidad.

 

 

 

 

Con información de onstage

 

Sin comentarios aún

Comentarios