Humberto Busto sigue recorriendo el país para presentar sus proyectos en el séptimo arte, y él mismo habló de los trabajos que se encuentra promocionando en diversos festivales o eventos dedicados al cine.
“Estuve en Torreón y otros lados donde presenté dos proyectos dirigidos por mí, y es un proyecto de tres películas cortas de las cuales las dos primeras son las que ando ‘rolando’ y la primera se llama Hasta la ciruela pasa y la segunda es La teta de Botero, que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara”.
En lo que respecta a La teta de Botero dijo que es un trabajo en el que plasma las experiencias en la vida real de cáncer de mama que sufrió la actriz Patricia Reyes Spíndola, “que es muy amiga mía y que en su proceso de sobrevivencia tuvo que ser extirpada de uno de sus senos y yo al mismo tiempo recibí una serie de operaciones quirúrgicas en las que también perdí unas partes corporales particulares y sobre esos sucesos clínicos armé una historia de ficción.
“Filmamos en su casa, me dio ‘carta abierta’ en su totalidad para plasmar lo que viene después de ese proceso que pasan las personas, las mujeres en una sociedad tan machista que hay en México, en donde ‘sin tetas no hay paraíso’ y lo que sucede con las mujeres que ya no tienen uno o sus dos senos y cómo son tratadas por los varones. La ‘peli’ lleva más de 20 festivales en el país, pero también en Estados Unidos, Chile, Argentina y la respuesta del público ha sido muy buena desde su primera proyección en el Congreso Nacional de Sobrevivientes de Cáncer de Mama frente a 200 mujeres que no tenían senos, y se volvió como una celebración a la vida muy particular que me dio una gran sorpresa, con la que me di cuenta que las cintas deben de vincularse directamente en sus diálogos con el público”.
Agregó que los interesados en ver la película pueden contactarlos mediante su página de Facebook (La teta de Botero), pues, además, expertos irán a universidades, organizaciones, empresas o eventos a realizar la plática  Saber Escuchar Para Tocar Los Temas relacionados y así —mediante el cine— se puedan compartir ciertos aspectos personales.
Hasta la ciruela pasa, por su parte, toca el tema de la memoria, “tiene que ver con el Alzheimer y aterrizándolo a mí, hablo del proceso que tiene mi abuela desde hace años. Partir de la muerte de mi abuelo y del fallecimiento de una de mis mejores amigas que le dio un derrame cerebral y quedó en coma, entonces digamos que también gira entorno a sucesos orgánicos, eso para mí es una buena forma de enfrentar las circunstancias y darles la vuelta, ¿no?”.

Sin comentarios aún

Comentarios