El 20 de noviembre celebramos en México el 104 aniversario de la Revolución Méxicana. Este episodio de la historia de México ha sido abordada por diferentes directores. Las historias que retoman anécdotas y las mezclan con la ficción dieron pie al surgimiento del género revolucionario.

LA filmoteca de la UNAM, durante el centenario de la Revolución Mexicana, reveló que cuenta con 519 títulos: 134 documentales nacionales y 86 extranjeros, así como 156 ficciones nacionales y 143 extranjeras. Un gran archivo que documenta desde diferentes ángulos lo ocurrido en México en esos años.

La sombra del Caudillo

sombra de caudillo
Esta película tiene una historia sumamente interesante. Se basa en el libro del mismo nombre del autor Martín Luis Guzmán publicada en 1929, durante su exilio en España. Julio Bracho la lleva al cine en 1969 y sorprendentemente se estrena oficialmente hasta el 25 de octubre de 1990, durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari, pues durante los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría, fue rechazada su publicación. Aunque fue gracias a la distribución de copias clandestinas que la gente conoció esta obra del género revolucionario.

La trama se desarrolla en un tiempo posterior a los asesinatos de Madero, Villa, Zapata y Carranza; y tiene por personaje oscuro a Álvaro Obregón.

La Cucaracha

La_cucaracha-
Dirigida por Ismael Rodríguez y protagonizada por María Félix, Dolores del Río, Emilio Fernández, Pedro Armendáriz, Ignacio López Tarso, Antonio Aguilar y Flor Silvestre, entre otros, este filme reúne a grandes actores en una historia que toma como eje el papel de las mujeres durante estos agitados años a través de una figura primordial, las soldaderas. Una historia que recrea un triángulo amoroso pero que sin duda podría ser un reflejo del origen de los descendientes de los caudillos.

¡Vámonos con Pancho Villa!

vamonos con pancho villa
La película número 1 de las 100 mejores películas del cine mexicano que realizó la revista Somos, recrea la historia de seis hombres, «Los Leones de San Pablo», que decidieron unirse a los Dorados de Villa; desde la indecisión de dejar a sus familias detrás, hasta su paso por el campo de batalla. Si se es fan del cine mexicano, este título es imperdible.

La Dirección corrió a cargo de Fernando de Fuentes y pertenece a la productora Clasa Films, el 31 de diciembre de 1936 se estrenó y hasta ese momento era la película más cara. En 1973 la filmoteca de la UNAM, rescata una cinta de 16 mm de la película que contenía un final alternativo en el que Pancho Villa regresa por Tiburcio Maya y le pide que vuelva a combatir en su tropa. Al negarse, Villa mata a Tiburcio, a su mujer y a su hija, y se lleva a su pequeño hijo a la revolución.

El compadre Mendoza

el compadre mendoza
Para Fernando de Fuentes esta película significó otro lugar en la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano. La historia de Rosalío Mendoza, un hombre obligado a tomar partido por uno u otro bando a pesar de tener que recurrir a la traición fue uno de los dramas revolucionarios que recibió el merecido reconocimiento muchos años después de su estreno, pues como en otros casos, sufrió la censura del gobierno en turno.

¡VIVA ZAPATA!

Viva Zapata Pelicula
La Revolución Mexicana no sólo fue atractiva dentro de México, fue una tema abordado por directores extranjeros, y uno de ellos fue Elia Kazan, quien en 1952 llevó a las pantallas la vida de Emiliano Zapata, quien fue interpretado por Marlon Brando. Un años después, Anthony Quinn ganaba un Oscar por mejor actor secundario por su interpretación de Eufemio Zapata, hermano de Emiliano.

Estos son tan sólo algunos de los títulos que son representativos del género revolucionario, sin embargo, hay una gran cantidad de materiales verdaderamente rescatables, pues como dijimos antes, no sólo fueron historias ficticias las que han rescatado este fragmento de la historia mexicana, archivos como el de Agustín Víctor Casasola quedan como registros gráficos de nuestra memoria.

Sin comentarios aún

Comentarios